El Olvido

Un artículo me ha hecho sentir de nuevo una rabia contenida y un atroz sentimiento de injusticia. Una ira causada por el vergonzoso olvido en España y la sensación de que se han reído durante mucho tiempo a nuestras espaldas.

Hay que admitir que nos vendieron la moto. Nos la vendieron bien, si señor; y a un precio nada barato. Nos olvidamos de nuestros muertos y de los desaparecidos, que aquí también los hubo. Ya nunca más hubo apátridas y la República fue un sueño de verano. La moto de la reconciliación nacional y del final de las dos Españas era una mentira piadosa para aliviar la conciencia de los que prefirieron olvidar.

Pero los olvidos generacionales deben todo su sentido a aquellos que prefirieron ignorar, y hoy mucha gente como yo empieza a pensar que no está mal eso de “traer cosas al recuerdo”. No más complejos de inferioridad, no más silencio forzoso, no más amenazas de delirios guerracivilistas. Queremos justicia, queremos que se metan la moto por donde les quepa. Queremos saber y que se sepa.

Y qué fin sea el que mueva al juez Garzón, si lo mueve su egocentrismo, si lo mueve su ansia de popularidad, si lo mueve un interés político o simplemente la justicia, da igual. Él se mueve mientras que otros sólo miran.

Anuncios

1 Response to “El Olvido”


  1. 1 Fer noviembre 9, 2008 en 11:43 pm

    Una canción de mi tierra dice:
    “Cuando no recordamos, lo que nos pasa…nos pueden ocurrir las mismas cosas, son esas mismas cosas que nos lastiman, nos matan la memoria, nos queman las ideas, nos quitan las palabras…
    Si la historia la escriben los que ganan, eso quiere decir, que hay otra historia… la verdadera historia, quien quiera oir, que oiga.
    Nos queman las palabras, nos silencian y la voz de la gente se oirá siempre…inútil es matar, la muerte prueba que, la vida existe…”

    Por otro lado, recuerdo…que hubo un tiempo en que creía, que Videla, Massera, Agosti… el mismo Pinochet, eran personajes intocables, como si algo los mantuviera fuera del alcance de la justicia de los hombres…pense que la justicia era un cuento chino, pense que todo lo ocurrido en argentina era una gran injusticia y que tal vez esa injusticia era la justicia que nos tocaba vivir, NUNCA, pense que las madres de plaza de Mayo fueran unas locas… pense que estaban solas y todo, TODO, era inutil y esteril.
    Hasta que supe de Baltazar Garzon y su lucha por esa justicia que una vez creí un cuento…
    Mas alla de los resultados, este señor fue capaz de señalarlos y decirles “Esto ha sido culpa de ustedes”, porque hasta entonces las culpas recaían sobre las “locas de Plaza de Mayo” y en los mismos desaparecidos que, o se fueron a vivir a Europa… o simplemente “algo habrían hecho”. En este mundo inmóvil.. él se mueve.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: