Archive for the 'Internacional' Category

Al rescate!

Como sucedía en los cómics de Marvel que leía de pequeño, por fin llegan los vengadores para restablecer la justicia en el mundo y aliviar el sufrimiento de los débiles. Por unos momentos parecería que nadie iba a venir a salvarnos, que los malos se saldrían con la suya y el caos se adueñaría del mundo. Las malas artes de los villanos y sus acólitos habían llegado a aturdir los superpoderes de nuestros héroes. Sin embargo, pasado el momento de tensión, aparecen en tropel los buenos dando mamporros a diestro y siniestro.

Y hoy por fin es ese momento. Los superpoderosos unirán sus superpoderes, que un día guardaron en el cajón del despacho presidencial. Los villanos serán relegados a meros personajillos infelices, obligados a devolver todo lo robado y arreglar todo el mal hecho. Todos seremos felices y comeremos perdices por siempre jamás.

Pero la vida no es un cómic de Marvel…

Anuncios

Otro más hablando de Georgia

Es curioso cómo se difunden los temas en la blogosfera. En estos días de asueto, en los que no he dejado de visitar mis blogs preferidos, la cuestion de Osetia-Georgia-Rusia no ha dejado de estar presente en casi ninguno. Esto habla de la importancia que ha conferido este enfrentamiento desde el primer momento para casi todo el mundo.

La cuestión que me planteo, ingenuamente, es por qué. Por qué se ha llegado a esta situación y por qué desde el primer momento todos supimos que algo estaba en juego  en la lejana Georgia. Las respuestas geopolíticas -contrapartida por parte de Rusia de lo llevado a cabo por la OTAN en Kosovo y la red de misiles a punto de ser instalada bajo las narices de Putin-, así como las razones económicas y energéticas del petróleo cáspio me parecen las más realistas. Sin embargo, maldita desconfianza en los medios, todavía hay algo que me huele a podrido en Dinamarca.

Ahora que Rusia ataca a Georgia en pro de la defensa de los “rusos” de Osetia del Sur, no puedo dejar de pensar en la invasión alemana de Checoslovaquia en pro de la defensa de los germano parlantes de la zona de Bohemia y Moravia, parecida excusa pero ¿algo que ver en lo que esconde? En el ´39 fue el comienzo de la expansión de la mayor potencia de Europa, ahora encarnada por la Rusia de Putin, en defensa de su “espacio vital”.

¿ Se sentirá Rusia un tanto agobiada por la presencia de la OTAN  en sus puertas occidentales? ¿Le producirá úlcera de estomago a Putin el colonialismo económico occidental en las repúblicas exsovieticas hasta ahora bajo su influencia? ¿Sentirá el Kremlin la tentación de “asegurarse la amistad” de sus vecinos? No, seguro que no… Pero aún me suenan raro esos nacionalistas rusos de Osetia, no lo puedo evitar.

El monstruo humano

No salgo de mi asombro con el suceso de Austria. No deja de sorprenderme como ejemplo y culmen de la maldad a la que podemos ser capaces de llegar, y digo “podemos” porque no es un loco el anciano que le pone la cara protagonista a los informativos. Más bien podemos observar al vecino del quinto o al marido de la de enfrente. Es el lobo asomando la patita por debajo de la puerta. Puede ser incluso la cara que se refleja en tu espejo por las mañanas.

No es este el resultado final de la deshumanización de la sociedad? porque desde luego no creo que se trate de un psicópata aislado en una sociedad perfecta. Alguien habría debido observar algo, de alguna forma la sociedad debería haber sido capaz de controlar los impulsos aberrantes de sus sujetos aberrantes, transformar la energía de la sociedad en algo positivo para si misma, no dejar pasivamente que cada individuo se mire su respectivo ombligo sin cesar, no vaya a ser que vea de refilón el del vecino.

No creo que sea sólo Austria quien deba reflexionar sobre su modelo social, todas las “sociedades modernas” tienen un examen que superar y eso empieza por mirarnos a nosotros mismos y preguntarnos como queremos vivir, si como personas o como autómatas.

Los “juegos” de Pekín

Recuerdo cuando era un crío lo que significaban para mí los Juegos Olímpicos, era algo casi mitológico, una aproximación al mundo clásico y a unos valores en vías de extinción en nuestros días; y quizás esto ayudó a que me acercara al mundo del deporte desde pequeño.

El tiempo pasa y la inocencia se pierde, uno se entera de que los intereses políticos y económicos rigen en la elección de las sedes sobre cualquier cosa. Los patrocinadores se hacen fuertes en los respectivos comités por encima de los intereses de los patrocinados. En fin, la llegada al mundo real y a los valores de nuestro querido capitalismo.

Un paso más en esta creciente decepción es ver como, dentro de unos meses, Pekín será sede de unos Juegos Olímpicos después de prometerse una mejoría en el respeto a los derechos humanos en China. Unas promesas que, aún habiendo mejorado la situación en algunos aspectos, han sido en vano en la mayor parte de los casos. La limpieza de las calles de Pekín de “indeseables”, sin juicio ni una clara acusación real, no sólo no han desaparecido sino que han aumentado. La censura y la presión sobre los periodistas chinos continúa igual o mayor que en tiempos pasados y la pena de muerte sigue vigente. Los escasos datos que facilita el Estado chino dicen que disminuyen las ejecuciones y que revisan todos los casos, pero China sigue siendo el primer país en aplicación de la pena capital. Más aún, el mercado negro de órganos para el transplante se nutre en gran medida de los ejecutados chinos.

Finalmente, podemos observar como el pozo sin fondo en que han caído los Juegos Olimpicos que un día pensó el barón de Coubertin siguen su caída hacia convertirse en un espectáculo más, sin más valores ni más enraizamiento social que la Superbowl o la Champions League, mera diversión. Algo lamentable al tratarse de un movimiento que durante años, y aún hoy pretende el COI que así sea, ha promovido valores loables en cualquier sociedad, el llamado “espíritu olimpico”.

Supongo que los razones que impulsaron al COI a proclamar Pekín como sede del 2008, estarían basadas en las esperanzas de cambio en una sociedad privada de derechos humanos fundamentales más que el pujante poder económico y político de China. Espero que en los meses que faltan para la celebración de los Juegos, las cosas cambien radicalmente en China (ejem…). Y si no es así, espero que el COI recapacite sobre su labor.

Inocencia al margen y cambiando de tema, el COI advierte hoy del riesgo para los atletas en Pekín por la polución.

Y no, de los últimos muertos en la represión del Tibet no se pronuncian…

Corderitos

Gaza, Irak, Afganistán, Irán… Cuanto ha llovido, cuanto lloverá. Cómo ha cambiado el mundo en tan poco tiempo y que dificil es adaptarse a la ola de imperialismo, fascismo disfrazado de liberación y oponer un poco de resistencia al menos en nuestro interior.

Porque está claro que no todo vale, que ser el poder no quiere decir que se pueda. Porque las grandes estrategias geopolíticas mundiales diseñadas en los despachos de Washington no siguen los intereses tuyos, ni los mios, ni de los miles de personas que anteayer reclamaban la apertura de los pasos en Gaza, o de aquellos que ven morir su pais bajo la bota de los marines.

Pero cómo lo hemos interiorizado poco a poco, lo hemos digerido en ocho años hasta ya casi ni darnos cuenta. De qué manera ha pasado a ser algo normal en las noticias, ya no importa pisotear un derecho humano más, ni a nosotros nos importa que lo hagan. Paternalmente deciden por mi y por todos, ya no necestiamos derechos, sino seguridad y dejarnos llevar. Como corderos, corderitos inocentes. O no?

Old Flame

Dicen que todo vuelve y puede que sea así, porque de nuevo se impone la moda mono blanco y mascarilla en nuestras playas. No es lo último de Cibeles pero parece que es lo que más funciona a la hora de recoger toda esa mierda que nos tenemos que tragar gracias a un grano en el culo llamado Gibraltar.

Siento ser así de duro y espero que alguien sepa comprender mi estado de indignación, pero este poco más ya es demasiado. Cada cierto tiempo un nuevo sobresalto. Un día se llama Tireless y su fatigado reactor nuclear, otro día se llama New Flame con su reparto de chatarra submarina e hidrocarburo a tutiplén; que no nos falte ni gloria.

Cierto que esta charca radiactiva que llamamos Mar Mediterráneo y especialmente el Estrecho, son el sitito de recreo de todos los desaprensivos que surcan los mares. Pero la dejación de responsabilidades, la desidia y la desfachatez mostrada desde el gobierno de la roca y un poco más allá por el gobierno británico, rozan la provocación.

Meses de desasosiego desde la playas de Algeciras, viendo cómo desde el otro lado de la reja no se movía un dedo. Flema británica mientras se admira como el mar se va tragando el problema y finalmente un “ups” cuando los “hilillos de plastilina” comienzan a manchar la arena. Sólo se acuerdan de la Santa Bárbara cuando explota. Suerte que el Tireless, no explotó…

Como andaluz, en solidaridad con los vecinos de Algeciras: Nunca más, Gibraltar.

Por un mundo sin VIH

Paseaba yo por la versión digital del periódico El Mundo (!), más exactamente por el artículo que encabezaba la página y que hacía referencia a la disminución en seis millones de personas de la estimaciones que ONUSIDA hace del número de infectados de SIDA en todo el mundo (sólo por un cambio en la forma de cálculo).

Mientras leía el artículo, no pude evitar fijarme en la publicidad adyacente de una farmacéutica. Empresa propietaria de la patente de algunos de los antirretrovirales más usados en el mundo contra esta terrible enfermedad. Y me ha hecho gracia leer el slogan: “por un mundo sin VIH”. Me explico:

Como puede leerse en el citado artículo, la principal población infectada, donde la incidencia y la prevalencia de la infección es mayor, así como el número de contagios; es en el África subsahariana y en el Caribe. A lo que no hace referencia el artículo es que la industria farmaceutica, ha dificultado la apertura de la patente de la medicación esencial y de última generación para combatir la epidemia. Tampoco se hace referencia a que en los principales países afectados por la epidemia, la renta per cápita dista mucho de ser la más adecuada para costearse un tratamiento antirretroviral. Como no se habla, de las demandas de las farmaceuticas por los derechos de patente contra los paises que han comenzado a fabricar los genéricos de estos medicamentos, mucho más baratos al no pagar la patente; y a mi forma de ver, imprescindibles para combatir eficazmente el SIDA en los países pobres.

Podremos pensar que estas empresas tienen derecho a ver recompensada su labor de investigación y las inversiones realizadas. Pues bien, esto no es así. La ética, que no es una ley dictada en ningún país, siempre dispone en primer término la vida sobre los intereses económicos; al menos así venía siendo hasta ahora.

No nos engañemos, quienes obtienen beneficios incomparables con cientos de medicamentos destinados al consumo del primer mundo, tienen el deber moral de investigar y obtener productos de interés para la humanidad. Porque la salud mundial es algo de interés general y porque no podemos esperar que la mitad del mundo continúe con enormes tasas de infección, y que eso no llegue a repercutirnos en nuestro feliz primer mundo en un futuro.